Jesús Isnard, el artista detrás del objetivo

Siempre he creído en el dicho popular que afirma que las fotografías pueden robarte un fragmento del alma. Si lo pensamos bien, congelamos un momento de nuestra existencia cada vez que sonreímos ante un objetivo. Inmortalizamos, en cierta forma, una serie de sensaciones que se abren paso a través de nuestra mirada. Es una forma de recordar la alegría, el dolor o los pensamientos que se arremolinaban en nuestras cabezas antes de disparar la cámara. Continue reading “Jesús Isnard, el artista detrás del objetivo”

Anuncios