Alba Carrillo, ‘Supervivientes’ y el ‘ajuste de cuentas’

Soy un fiel seguidor de Supervivientes, el reality de Telecinco. Este año ha sido una de las mejores ediciones que he visto en años. Incluso, creo que ha superado aquella en la que participó, y ganó, Rosa Benito. Y escribo ”creo”, porque, desde un punto de vista mediático, a su concurso le siguió su divorcio de Amador Mohedano o su salida de Sálvame.

Pero regresando al tema central, ayer vivimos el debate final del espacio. Las redes sociales estaban pendientes de una de las concursantes de las que más se ha hablado: Alba Carrillo. Durante toda la semana, se venía contando que había tenido un enfrentamiento con Jorge Javier.

DFxPabPXcAAaXw8-kaW--620x349@abc.jpg
Fuente: Mediaset España.


Y tras veinte minutos de programa, llegó el momento. La modelo le reclamó al presentador que hubiese estado haciendo bromas a costa de su madre, Lucía Pariente, y el apodo con el que se la ha bautizado: Lucifer. “La cara esa que tienes no me va a amargar la gala”, le respondió Vázquez.

Una vez hecha la presentación, he de decir que Alba ha sido una participante magnífica. Sí, es cierto: puede que no sea una gran superviviente, pero sí una gran jugadora. Superviviente no significa ser la persona que más ha pescado o ha hecho fuego. Quien piense que la cadena busca eso es que no conoce a Mediaset y su ethos.

jorge-javier-vazquez-discute-con-alba-carrillo-en-supervivientes-mediaset-espana.jpg
Fuente: Mediaset España.


Sin Carrillo, el programa no habría sido igual. ¿Otra razón? No habrían podido llenar espacios debatiendo sobre su fuerte carácter, su progreso como concursante o el tirón televisivo con Feliciano López y su Mi casa es la tuya.

imagen-sin-titulo.jpg
Feliciano López, durante su entrevista en ‘Mi casa es la tuya’. | Fuente: Mediaset España.

En cuanto a Jorge Javier, no hay duda alguna de que es un gran profesional y que encaja a la perfección en este formato. Es más, sus recurrentes golpes de humor son fantásticos y es un experto en sobrellevar momentos de máxima tensión.

Con todo, cometió un error con Alba. Estoy de acuerdo con ciertos tuits que he leído: ha defendido bastante a Carrillo y, quizá, la maniquí no tendría que haber reaccionado así (hay que tener en cuenta que no es la primera vez que abandona un plató). Aún así, no tiene que ser fácil ser siempre el blanco de toda crítica o humor.

Exponerse públicamente tiene consecuencias. En eso, estaremos de acuerdo todos. Y puede que Alba Carrillo tenga un pronto elevado o “la piel muy fina”, como bien dijo Jordi González durante una de las primeras galas de GH 17, pero hay un límite para todo cachondeo. Es más, tenemos que recordar que el ajuste de cuentas de anoche se grabó al día siguiente de la gala final. Por lo tanto, significa que todo era nuevo, un shock. Así que no, me temo que Alba no se lo merecía.

Por cierto, si os preguntáis por qué escribo esto en Upper East Side Boy, un blog de moda, no os puedo contestar. No lo sé ni yo. He seguido bastante a Alba desde su paso por Supermodelo. Tal vez, sea esta la razón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s