Duelo, ¿qué duelo?

“Juliana Awada gana el segundo ‘round’ a Letizia en el Palacio Real”.

Así titulaba el diario El Español uno de sus artículos sobre la visita oficial del presidente argentino, Mauricio Macri, y de su esposa, Juliana Awada, a España el pasado 23 de febrero.

Y no hay nada que me enfade más. Por si no lo habéis notado ya, esta entrada será muy pasional. Y no, no va ni de patriotismo ni de piropos desmedidos hacia Letizia.

Me parece absurdo que, en pleno siglo XXI, sigamos midiendo a las mujeres por su belleza y por su apariencia física. Vale, seamos realistas. Es cierto que vivimos en la sociedad de la imagen, de lo instantáneo, de lo externo, pero reducir así la realidad me parece peligroso. O puede que las razones vengan porque, aunque comenzamos ya a abandonar el analfabetismo que afectaba a los países desarrollados, seguimos siendo unos iletrados que saben leer y escribir. Aunque suene contradictorio.

gra122-madrid-22-02-2017-felipe-vi-y-la-reina-letizia-han-recibido-hoy-al-presidente-de-argentina-mauricio-macri-3-d-y-su-esposa-juliana-awada-4-d-en-una-solemne-y-vistosa-ceremonia-de-bienvenida-en-e
Fuente: Vanitatis.

Soy el primero que adora analizar los estilos de las celebridades y, mucho más, de personas que pertenecen a la jet – set. Sonará extraño, pero es una forma de tomar recortes y ver cómo puedo combinar prendas asequibles para todos, empleando un buen pantalón de Zara o una camisa de botones de Mango, con algún complemento más sofisticado (¡un buen bolso es la clave!).

Aún así, este comportamiento tan característico de las publicaciones de papel cuché se ha pasado también a los diarios de referencia nacional – El País, El Mundo, ABC… – , como a otros internacionales. Luego, algo estaremos haciendo mal. Digo yo que cada cosa tiene su propio espacio y su propio público, e intentar absorberlos todos en una misma tirada es pretencioso y completamente ridículo.

Porque sí, porque entonces, ¿a dónde podemos acudir cuando buscamos información en el sentido más oficial de la palabra? Y, ¡ojo!, no me estoy cebando contra nadie ni contra nada. Soy el primero que consume revistas rosas como periódicos rigurosos, pero sí que es cierto que estoy en contra de cualquier metamorfosis monstruosa.

gra652-madrid-22-02-2017-la-reina-letizia-y-el-presidente-del-gobierno-mariano-rajoy-d-al-inicio-de-la-cena-que-los-reyes-ofrecen-al-presidente-de-argentina-mauricio-macri-y-su-esposa-juliana-awada-ho

juliana-awada-durante-la-cena-gtres
Fuente: Vanitatis.

Tampoco puedo olvidar que está muy bien que estas dos personalidades, Letizia y Awada, son mujeres guapísimas, con un estilo impecable. Pero creo que es estúpido pensar que la reina lució algunas piezas de las joyas de pasar, como la tiara de la Flor de Lis, para competir en belleza con la primera dama argentina. Para algunos medios, la monarca decidió lucir el regalo de boda de Alfonso XIII a Victoria Eugenia para darle luz a la institución tras el fin del caso Nóos, con Urdangarin y la infanta Cristina en el ojo del huracán.

victoria-eugenia-la-condesa-de-barcelona-sofia-y-letizia-con-la-flor-de-lis
Fuente: Vanitatis.

Sea lo que sea, hay que tener claro que no debe existir ninguna competición entre ambas. ¡Letizia es reina, no primera dama! Me pregunto cómo va a sentirse amenazada por esas mujeres que vienen en visitas oficiales a nuestro país, cuando la mayor parte del tiempo son personas que, dentro de unos meses o años, podrán dejar de sustentar el puesto que ocupan en el momento del viaje.

Lectores, el cargo de la reina es mucho más trascendental a eso y supera la barrera espacio – temporal, así que seamos racionales.

A su vez, no me gustaría terminar sin antes recordar que, más allá de mujeres floreros, Juliana Awada estudió Diseño en Inglaterra y se la considera una exitosa empresaria textil del país argentino, ligada a la firma familiar Awada y co – propietaria de Cheeky o Cómo quieres que te quiera.

Por su parte, Letizia estudió Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid y llegó a formar parte de CNN Plus o a presentar Informe Semanal, en Televisión Española.

Así que de florero, nada.

Anuncios

One thought on “Duelo, ¿qué duelo?

  1. Pingback: La moda del poder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s