El imperio de lo efímero

La moda dura 24 horas. Apenas unos 1.440 minutos. Unos escasos 86.400 segundos. El imperio de lo efímero, anunciaba el sociólogo francés Gilles Lipovetsky (1944) en los años 90. Efímero, sí, pero también vicioso.

“Nunca las referencias, los valores, las decisiones para emplazarse en el mundo se encontraron tan dependientes de lo voluble, lo contagioso y lo seductor (…) La moda ha dejado de ser simplemente un placer estético, un accesorio decorativo de la vida colectiva. Ahora es su piedra angular. Estructuralmente (…) ha acabado su carrera histórica y ha alcanzado la cima de su poder. Ha remodelado a la sociedad y ha impuesto sus dictados. Todos somos conscientes de la superficialidad, de la frivolidad, de los devaneos constantes… “, escribía Lipovetsky.

Y esa brevedad no han sido más que reforzada por las nuevas tecnologías. En especial, por las redes sociales, las cuales han propiciado un capitalismo cada vez más salvaje. Me atrevo a decir incluso que el poder tecnológico ha intoxicado las ansias de los consumidores y ha avidado los deseos perniciosos por poseer lo último, hasta el punto en el que la moda ha tenido que reinventarse en su totalidad. Era eso o morir, y supongo que ninguna monarquía acepta reinar sin coronas ni tronos.

Snapchat, una herramienta revolucionaria


Recuerdo haberme despertado pronto aquel 20 de septiembre. No era un domingo normal de 2015. Había pasado la noche descargando Snapchat y entrenándome en su uso. Vale, lo reconozco, soy bastante inútil con el manejo de las redes sociales, pero estaba emocionado desde que Burberry, una de mis firmas preferidas, anunciara que compartiría en directo su nueva campaña primavera/verano 2016, bajo el objetivo de Mario Testino.

Sin título.png

Pasé el día metido en casa, pegado al teléfono, asistiendo a un hecho revolucionario en el mundo de la moda. Por primera vez en la historia, podía disfrutar del adelanto de una colección antes de su presentación oficial en la Semana de la Moda de Londres. Todo una revolución. Aquel día, mientras le daba vueltas a la leche del café, derramé algunas lágrimas de emoción, pero también de tristeza, pues atendía a la inexorable destrucción de la fe que tenía en aquellos desfiles tan íntimos del París del siglo XX. Ahora primaba la celeridad sin orden ni secuencia, las 24 horas que duraban las imágenes antes de desaparecer de la aplicación del fantasma.

“Si es solo moda, si no expresa un mensaje, al final no sirve”


Preguntarse si es positivo o no el impacto de las redes sociales en la moda es entrar en un terreno de respuestas múltiples y contradictorias, ante lo cual podemos tomar las ideas del pensador Marshall McLuhan (1911 – 1980) como solución: “Todos los artefactos del hombre, el lenguaje, las leyes, las ideas, las herramientas, la ropa y los ordenadores son extensiones del cuerpo humano”. Que la tecnología forma parte en nuestras vidas no debe despertar ninguna duda. Con todo, y aunque pensemos que el trabajo está hecho adelantando la colección a través de Snapchat, Instagram o Facebook, siento que “si es solo moda, si no expresa un mensaje, al final no sirve“, tal y como apuntaba Anna Wintour, la gran editora de Vogue Estados Unidos. Será por algo, ¿cierto?


Fashion is accessible for 24 hours. Just 1.440 minutes, which are about 86.400 seconds. L’Empire de l’éphémère (The empire of the ephemeral), as French sociologist Gilles Lipovetsky (1994) insits in the 90s. Ephemeral, yes, but depraved too.

Lipovetsky comes to say how everyhing in the fashion industry flows and disappears as easy as taking a breath, remaining something frivolous, and he was right. Technology, indeed, has reinforced Capitalism and its wildness. I can safely say that it has only intensified our anxiety to get brand new items. So, fashion has been forced to reinvented itself. It was that or getting old, and I think that nobody wants to be remembered as something that perished.

Snapchat, a powerful tool


I remember waking up early on the last September, 20, 2015. It wasn’t an ordinary Sunday morning. I have spent the whole night downloading Snapchat and learning how to use it. I do have to admit that I’m not very good with technology, but I was quite excited since Burberry, one of my favourite fashion brands, announced that it would share its Spring/Summer 2016 campaign online, through pictures by Mario Testino, even before the show took place at London Fashion Week that year.

I stayed at home the whole day, with my eyes on the screen of my cell phone, beholding a revolutionary event in the fashion industry. For the first time in history, we were able to enjoy a collection before its official launch. I cried that day, but they weren’t only tears of joy, but also of sadness, because I saw how we were destroying those beautiful fashion shows exhibited at the Paris salons during the late XIX and early XX centuries. It was now about celerity and that Snapchat 24 hours period of time.

“If it doesn’t say anything, it is not worth it”


Asking oneself if social media has had a positive or a negative effect on the fashion industry will certainly lead nowhere, but we can use Marshall McLuhan’s ideas to understand it: “All of man’s artifacts, of language, of laws, of ideas and hypotheses, of tools, of clothing and computers, all of these are extensions of the physical human body”. That technology is now a part of us is not a secret, but, although we can lauch a collection before its official date because of Snapchat, Instagram or Facebook doesn’t mean all the work is done. “If it doesn’t say anything, it is not worth it”, stated Anna Wintour, editor – in – chief of American Vogue. It has to mean something, hasn’t it?

burberry-womenswear-s_s16-show

Fotografías: Burberry   y El País

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s