On the Upper East Side with Marc Curado

 

No hay mejor forma de describir a alguien que a través de las palabras del maravilloso León Tolstói: “Era como si en todo su ser hubiese algo en abundancia tan grande que, sin querer, se derramaba en el brillo de los ojos o en la sonrisa. Aunque atenuaba de propósito la luz en los ojos, esa luz, contra su voluntad, se reflejaba en aquella sonrisa apenas perceptible”, escribía el novelista ruso en Anna Karenina

Semejante descripción solo es digna de personas con corazones puros y almas bondadosas. Y Marc Curado (30/09/1992), modelo español natural de Granollers (Barcelona), encaja a la perfección con ella.

De mirada seductora y penetrante, sonrisa traviesa y porte clásico, que evoca al mítico Alexksei Vronsky, personaje de Tolstói, Curado no es solo una cara bonita (esto es más que evidente), sino un joven de modales corteses, casi aristocráticos.

Como amante de la moda, he notado que los modelos suelen estar siempre en un segundo plano. Si tanta admiración despiertan las prendas, las firmas o los diseñadores, ¿por qué nos olvidamos de aquellos que nos las presentan en la pasarela? Mis conocidos suelen apuntar que los maniquíes son “rostros bellos”. Pero no puede ser así de simple, ¿no? Si seguimos la idea de reducir la realidad a cuatro puntos preconcebidos, también deberíamos asumir que la moda solo va de precios y de etiquetas. Y no me gusta nada las actitudes que vacían todo aquello cuanto nos rodea.

image
Marc es un chico de veintitrés años. Guapo, sí. Pero tras una larga charla con él he de decir que su atractivo pasa a un segundo plano, para dejar espacio a una persona auténtica e inteligente; profundo, dispuesto a ayudar y, cómo no, apasionado por la moda. Por eso, no debemos olvidar nombres como el suyo. Hay que recordar que existen valores maravillosos dentro de esos cuerpos perfectos.

¿Cómo empieza en el mundo de la moda? “¡Buena pregunta! Pues siendo totalmente sincero, no soy el típico caso de modelo ‘cazado’ por un scouter en el metro o en una fiesta… Mis inicios en este mundo comenzaron cuando Juan Durán, un buen amigo de la familia, y mejor fotógrafo, se fijó el mí cuando apenas tenía 16 años. Obviamente, a esa edad tan temprana, lo único que pude realizar fue algún que otro test que me ayudó a ir cogiendo experiencia y obtener mi primer book. Lo gracioso es que fue él [Durán] quien llevó mis fotografías a la que sería entonces mi primera agencia, ¡sin yo saberlo! Digamos que me convertí en ‘modelo’ a partir de aquel momento.

¿Qué importancia puede tener la moda en la vida de una persona? “Digamos que eso depende de cada uno. Para algunos, no será nada. Para otros, todo. Hablando en términos generales y, desde mi punto de vista, la moda, queramos o no, está cada día más presente en nosotros. Es una manera de expresar al mundo quiénes somos”.

image

¿Qué opina de la imagen que solemos ver de este mundo en las revistas? Todo parece muy superficial, un glamur casi fingido… “La verdad que , como en todos lo ámbitos, la moda no deja de querer vender un producto… Obviamente, hay que ofrecerlo de la mejor manera posible. ¿Comprarías un coche anunciado al que le falta una rueda o con un vidrio roto? Digamos que esto es lo mismo… Si quieres entrar por la vista tienes que saber venderte”.

Entonces, ¿se ha sentido utilizado como un producto alguna vez? “No es que me haya sentido utilizado como un producto, ¡es que lo soy! Está claro que ante todo somos personas, pero cuando vendes tu imagen personal te conviertes prácticamente en un producto, y si ese producto tiene éxito, progresas; si por el contrario no gusta… ya me entiendes. Y no quiero decir que eso sea malo, al contrario. Asumirlo es muy importante para poder trabajar en ello y comprender que tú, como modelo, debes venderte como producto, no como persona”.

image

La sociedad del siglo XXI marcha a una velocidad de vértigo: ¿tiene alguna repercusión en el sector de la moda? “Totalmente. Si la sociedad avanza, todos los sectores también. La moda no será menos. Hoy en día todo se está digitalizando a pasos agigantados y podemos ver cómo el sector textil se empapa de esto, por ejemplo, usando las redes sociales como abanico para cazar a nuevos modelos o publicitarse de manera más directa”.

Sí, hemos visto que Burberry, por ejemplo, adelantó su colección de primavera 2016 a través de SnapChat… “Personalmente me parece fantástico que las marcas de ropa se adapten tan rápido al uso de las nuevas tecnologías, y que de esta manera innoven en la forma de presentar sus productos. Prácticamente todos tenemos un móvil de última generación, lo cual ofrece a la industria textil una poderosa herramienta para hacernos llegar instantáneamente cualquier novedad”.

Para usted, ¿cuál sería la verdadera esencia de la moda? “¡Difícil pregunta! Resumiendo mucho, la esencia de la moda es el gran poder de expresión que tiene. Podemos decir quién somos, de dónde venimos y a dónde vamos sin necesidad de mediar palabra”.

imageimage

Vivimos en un sistema de consumo desenfrenado. Parece que la filosofía bigger, better and best rige nuestra existencia. ¿Cree que la moda se ha dejado absorber por este ritmo o ha sido ella la que lo ha creado, entre otros? “La moda no deja de ser un capricho impuesto propiamente por la industria textil. Es decir, nosotros como usuarios no tenemos la necesidad de consumir ropa cada temporada. Un pantalón, una camiseta y un abrigo nos pueden durar perfectamente años (hablando siempre de prendas de calidad), pero se ha llegado a crear una cierta necesidad impuesta por las marcas a que cambiemos nuestro armario cada poco tiempo. Y esto viene pasando desde siempre, por lo que bajo mi punto de vista la moda ha sido una de las precursoras de este consumo desenfrenado en el que vivimos”.

¿Podría analizar brevemente la industria de la moda a partir de su experiencia como modelo? “Una palabra que me sirve para definir la industria de la moda es la de compleja. Hasta que no estás metido en este mundo no sabes a ciencia cierta todo lo que se mueve detrás de ella. Me refiero a que, para que una producción se lleve a cabo, se necesitan muchas horas y a mucho personal. Todo tiene que salir perfecto. Poca gente lo llega a ver. No es solo tener una prenda o un complemento, contratar al modelo y fotógrafo, y publicar el resultado. Antes de todo eso, ha habido reuniones con un equipo de expertos creativos, decisiones que se han llevado a cabo bajo unos timings más que exigentes y profesionales en sus sectores que han pasado muchas más horas trabajando de las que deberían para que una simple publicidad sea llevada a cabo.

¿Cree que se nos imponen unos patrones de belleza desde la moda? “Mentiría si dijera que no. Todos conocemos los cánones de belleza, o el famoso 60-90-60 de las modelos… y esto es real. A pesar de que la mayoría de la población está lejos de esas medidas, las marcas trabajan bajo esa premisa; y, por tanto,debemos estar entre esos patrones que hoy en día la sociedad entiende como ‘perfectos’. Voy a poner un ejemplo: soy un modelo bastante bajo para dedicarme a este trabajo. Mido 181 centímetros, lo que me excluye totalmente de las grandes pasarelas, donde exigen un mínimo de 186 de altura en chicos. Mirando un poco a nuestro alrededor, ¿cuánta gente conocemos que midan casi 190? ¡Más bien poca!

Por tanto, ¿cambiaría algo del sector? “Personalmente, y aunque me esté tirando piedras a mí mismo, cambiaría lo que ya se está transformando en las mujeres que se dedican a esto: modelos reales. Es decir, utilizar a chicas mucho más cercanas a lo que viene siendo la mayoría real de la población. Esto está prácticamente ya implantado con las modelos curvy, las cuales tienen un cuerpo similar al de cualquier otra chica podría. Permite una mayor identificación. Muchas veces me pregunto qué pasaría si de golpe Dolce & Gabanna anunciara su ropa interior con un chico no tan perfecto…”.

image

Para usted, ¿qué es más importante: ser guapo o estar preparado psicológicamente para dedicarse a este mundo? “Sin duda alguna: estar preparado psicológicamente. El ser guapo o no es algo muy subjetivo, ya que la belleza para cada ojo es diferente, pero sí que es verdad que la moda es un mundo muy duro, en el cual se debe tener la cabeza bien amueblada para no dejarse vencer en determinados momentos. En muchas ocasiones, nos sentimos rechazados, pues ‘no encajamos con lo que buscan’, como se suele decir, y la presión a la que estamos sometidos para estar siempre perfectos puede ser realmente dura. Es por eso por lo que yo siempre intento expresar que el ser modelo no solo es tener una cara bonita y posar delante de una cámara…”.

¿Tiene algún trabajo que recuerde con especial cariño? ¿Y alguno que olvidaría? “Recuerdo con especial cariño el Essential Looks World Tour que realicé para Schwarzkopf. Fue uno de mis primeros trabajos y me dio la oportunidad de compartir cosas con verdaderos profesionales. ¡Aprendí mucho de ellos! También recuerdo con cariño cómo me temblaban las piernas antes de salir a desfilar. En cuanto a algún trabajo que olvidaría, ¡ojalá solo fuera uno!”

¿Tiene algún referente (diseñador, firma, otro modelo…)? “Desde hace años sigo con especial atención al modelo italiano Mariano Di Vaio. No solo por sus trabajos, sino por cómo consigue crear una bonita sinergia entre su profesión y su estilo de vida. Lleva al mundo de la moda a su día a día y la plasma de una manera exquisita para que todos podamos acceder a él”.

¿Hay alguna marca para la que le gustaría trabajar? “Creo que si escribo todas las marcas para las cuales me gustaría trabajar necesitaría alguna que otra página más, pero sí que es verdad que desde que me confundieron con el modelo y actor Paolo Henriques en la campaña de Solo Loewe es un trabajo que me encantaría hacer para así poder decir: ¡sí, soy yo!

¿Le ha apasionado siempre la moda? ¿Qué es lo que más le gusta? ¿Qué le motiva a continuar en ella? “La moda me ha gustado desde siempre. De hecho, soy graduado en Diseño por la Universidad Pompeu Fabra, con especialidad en Diseño de Moda y Estilismo. ¡Así que imagínate si me gusta! Adoro este mundo y, aunque es un sector muy duro y difícil dónde solo los mejores consiguen hacerse oír, creo que la satisfacción de lograr aquello que uno se propone es algo increíble”.

¿Cómo se ve en el futuro? La vida profesional de un modelo es relativamente corta… “Por suerte la carrera profesional de un modelo hombre es algo más larga, aunque también empieza más tarde, debido a la pubertad, ya sabes. Así que aunque aún sea temprano para pensar en un futuro, sí que es cierto que he empezado a estudiar interpretación, lo cual espero que me pueda abrir alguna puerta en la actuación”.

A parte de la moda y la actuación, ¿tiene alguna pasión más? “El fitness. Empecé a practicarlo por mi trabajo. Se ha vuelto parte de mi día a día. Además, me encanta leer y aprender cada día sobre el mundo de la Nutrición, así como todo aquello que tiene que ver con el cuidado del cuerpo”.

image

¿Hay algo que le anime cuando tiene un mal día? “Creo que no soy el único al que la música le alegra. Ser modelo es una profesión un tanto solitaria: pasamos mucho tiempo en salas de espera de castings, y normalmente viajamos de aquí para allá. Es normal tener días malos cuando estás lejos de los tuyos, pero nada que una buena canción no pueda arreglar.

Me he fijado en el tatuaje que tiene en el pecho: ¿es hebreo? ¿Qué significa? “El del pecho está escrito en hindi y el que tengo en la espalda, en tibetano. Son dos de los idiomas de la religión budista, con la cual me siento bastante identificado en cuanto a doctrina se refiere. No soy practicante ni mucho menos, pero sí que concuerdo con muchos de sus pensamientos. Y en cuanto al significado… Siempre es mucho más bonito e interesante guardar el secreto, ¿no?”


There’s no better way to describe someone than with León Tolstoi’s words. “Deliberately she shrouded the light in her eyes, but it shone against her will in the faintly perceptible smile”, wrote the Russian novelist on Anna Karenina.

This kind of description is made for people of pure hearts and beautiful souls. And Marc Curado (30/09/1992), Spanish model from Granollers (Barcelona), fits in perfectly with it.

image

With a magnetic and deep gaze, a mischievous smile and a classic figure, which reminds me of Alexksei Vronsky, the eternal charcter of Tolstoi’s book, Curado is more than a pretty face. He’s also a young man with aristocratic manners.

As the fashion lover that I am, I’ve noticed that models are usually ignored. If brands or designers catch our attention so easily, why do we always forget those who show us the looks on the catwalks? My fellows use to tell me that models are only pretty faces. But it’s not that simple. If we follow the rule wich transforms everything into nothing, we’ll have to assume that fashion doesn’t speak but about price tags and glamour. I don’t like this thought at all.

Marc is a twenty – theree year old boy. Handsome, yes. But after a long conversation, his beauty is eclipsed by his inteligence, his willness to help and, of course, his love for fashion. That’s why we shouldn’t forget his name. We have to remember that there’re people hidden behind those beautiful bodies.

image

How do you start in the fashion industry? “That’s a good question! Being honest, my career as a model didn’t begin because of a scouter. My relationship with fashion started because of Juan Durán, a photographer who is a very close friend of my family. I caught his attention when I was only sixteen. I was quite young, so I was only able to do some “tests” and get some experience. The funny thing is that it was him [Durán] who took my photos to my first agency. We could say I became a model at that moment”.

Why is fashion so important for our lives? “I suppose fashion can or can’t be important, depending on the person. Some people think they can live without it. For others means the world. But I do believe fashion is everywhere we go. It’s a way of expressing yourself”.

What do you think about what fashion magazines try to sell to the public? “Fashion sells products… They have to offer them as good as possible. Would you buy a doorless car or with a broken window? We could say that fashion works pretty similar to that… If you want to sell, you’ll have to seduce the public’s eyes”.

image

So, as a model, have you ever felt as a product? “I haven’t felt used as a product, I am a product! It’s crystal clear we are humans that fell, but when you sell your image, you become a product and, if you’re successful, you’ll get what you want: to sell something… And I’m not saying that’s something bad, on the contrary. But you have to learn to live with it. In addition, selling yourself is not necessery”.

21st Century societies develop so fast: do you think this “way of life” has an impact in fashion? “Absolutely. If societies move forward, everything will follow… And fashion is included. We see how everything is turning into something digital. Fashion, for instance, uses social networks to hunt new models or to sell products directly”.

What would you say the fashion essence is? “Difficult question! I’d say that it is its power to express something. We can say who we are, where we come from or which are our goals without a single word”.

We live in a society ruled by the ideas of bigger, better and best. Do you think fashion has been absorbed by the system or does it create the system? “Fashion is just a whim of the textile industry. We don’t need to shop as often as we actually do. If we take care of our clothes, they will last almost forever. But fashion creates a need. At the end, we all want to make money!”

image

So, how do you see fashion from the inside? “One word which always helps me to define fashion is “complex”. Fashion is quite hard and you barely know that until you work and see it from the inside. People work many hours, so a collection may be ready on time. And not only designers are needed: seamstresses,models, photographers… Each person has a task”.

Does fashion tell us what’s beauty? “I would lie if I said the opposite. We all know beauty canons exist, the famous 60 – 90 – 60…This is real, eventhough most of us don’t fit in with this stereotype. For instance. I’m only 5.94 feet tall, so I’m excluded from most of the international fashion shows. But if we look around, how many people do we know with that height? Just a few!”

Would you change something in the industry? “I think we need “real people”, people who are just like the rest of us. It’s about feeling represented. Yes, there’re curvy models, but is that enough? I wonder what would happen if Dolce and Gabanna presents an underwear collection with imperfect boys…”.

What is the most important thing to work in the fashion industry: to be pretty or to be mentally strong? “Without a doubt,to be mentally strong. Beauty depends on the eyes which behold, but a strong mind helps us to keep moving forward”.

image

Do you remember a work with love? Would you forget one of them? “I really have the Essential Looks World Tour stuck on my mind because it was one of my first jobs in the industry and I got the chance to learn from true professionals. I also remember how my whole body shook when I was modelling. About a work I’d like to forget… I hope it was only one!

Do you have a role model (designer, brand, model…)? “I’ve been following Mariano Di Vaio quite a long time now. I admire not only his work as a model, but his passion and the energy he puts everytime he poses. His career is part of his lifestyle. So simple!

Would you like to work for a particular fashion brand? “I’d say that I’d like to work for Loewe. People tought I was Paolo Henriques in Solo Loewe. I could say: yes, it was me!”.

Have you ever loved fashion? “Yes, I have. I’ve graduated in Design by Pompeu Fabra University, with Fashion Design specialty. So, yes, I love it! I adore every single details of this world”.

imageimage

How do you see yourself in the future? A model career is so brief… “Male model careers longer but they are quite brief, yes. I’d like to become an actor.

Apart from fashion, what else do you like doing? “Fitness. I’m crazy about fitness. I started practising it because of my career, but it has become part of my routine. I also love reading about Nutrition or everything related to the body.

Is there something that cheers you up after a sad day? “There’s nothing music can’t solve”.

imageimageimage

I’ve noticed you have a tattoo on your chest: is Hebrew? What does it mean? “It’s Hindi. I’ve got another one on my back written in Tibetan. I’m not Buddhist, But I feel quite confortable with its values. About the meaning… It’s better to keep the secret, isn’t it?

image

Anuncios

2 thoughts on “On the Upper East Side with Marc Curado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s